H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Castillo ambulantePor MSc. Massiel Calderón Rojas*

      Si bien es cierto algunas personas crecieron viendo animes como: Heidy (1974), Candy  (1975),  Súper   Campeones   (1983),  Dragon   Ball  (1984),   entre   otros,   en   aquel momento  estos eran vistos  como fabulas   o   caricaturas,   es  decir  se veía  anime  sin  ser conscientes de ello. A finales de los 80 e inicios de los 90 hubo un punto de quiebre, cuando el   anime   comenzó   a   popularizarse   a   partir   de   las   películas:  Akira,  La   Tumba   de   las Lurciengas, Perfect Blue (1988), posteriormente: Ghost in the Shell (1995). Recientemente, el anime Death Dote (2005) marcó un hito, ya que muchos empezaron a conocer de anime a partir de este, se convirtió en moda. 

En este sentido, hoy en día el anime en occidente ha adquirido tal importancia en la industria del entretenimiento que en el presente año Hollywood lanzó el “Live action” (película de adaptación de un anime con personas reales) de Ghost in the Shell; por su parte Netflix creó su propia versión de Death Note. Asimismo, películas de anime llegan a las salas de cines costarricenses, como el caso de Koe no Katchi (2017), eso a pesar de que en Costa Rica el anime esta menos expandido que en el resto de América y por supuesto Europa. 

Dado este fenómeno de orientalización de occidente y occidentalización de oriente mediante el cual se adaptan prácticas culturales, en este caso de Japón y se fusionan con los patrones tradicionales es necesario realizar un análisis de una película de anime. Por ello esta crítica de cine es sobre: Howl no Ugoku Shiro (El Castillo Ambulante). Producida por el Studio Ghibli, a cargo de Toshio Suzuki y dirigida por Hayao Miyazaki, también director de otras afamadas obras como: El viaje de Chihiro (Ganadora del premio Oscar a la mejor pelicula animada),[1] Nausica del Valle del Viento, La princesa Mononoke y Mi vecino Totoro.

   El Castillo Ambulante se basa en la novela homónima de la escritora británica Diana Wynne Jones. Obtuvo una recaudación de 190 millones de dólares en Japón y 235 millones a nivel mundial, fue una de las películas más taquilleras de la historia del cine en Japón. Galardonada en el Festival de Venecia, el Festival de Cine de Sitges y el Festival de Arte de Japón. Tambien recibió el Premio Nébula al mejor guion y un Tokyo Anime Award.

  El filme trata sobre la vida de Sophie, quién es una joven sombrerera víctima del hechizo de una bruja (Bruja del Páramo). Ella decide ir al castillo ambulante, lugar habitado por el mago Howl para ver si puede encontrar una solución al maleficio, allí Sophie vive una serie de experiencias que determinaran su futuro y el del país. La cinta tiene una duración de dos horas, se enmarca en los géneros: Steampunk[2], fantasía y aventura. Se ambienta en un reino ficticio en el cual los habitantes conviven con: magos, hechiceros y brujas.

Porque un mundo mejor es posible…

Miyazaki en su cinta cinematográfica profundiza en cuatro ejes temáticos: el lugar de la mujer, la vejez, el pacifismo y la compasión. Presenta una crítica a la construcción contemporánea de belleza y juventud así como a la guerra (el cual no se abordara en esta ocasión). Mediante una gran cantidad de recursos simbólicos el filme posee un elemento feminista, quién protagoniza la película es una mujer y aparecen otra serie de personajes que representan diversos tipos de mujeres, se mescla la versión estereotipada con una de corte revolucionario.

Sophie es la típica ama de casa; realiza las labores domésticas de limpieza y cocina en el castillo de Howl, la madre-abuela; asociada a las tareas de cuido de hijos y nietos. Sophie al transformase en adulto mayor por el hechizo adquiere la personalidad de una abuela: amable, dulce, cariñosa, tierna, etc. Al mismo tiempo Sophie es la mujer independiente; toma riesgos, es libre, autónoma y la mujer picaresca; astuta, estratégica, sarcástica. La mujer poderosa (política, quién asume cargos importantes a nivel nacional o internacional) corresponde a Sulimann, la hechicera del reino. La mujer hiperfeminizada; la modelo de pasarela, hermosa, coqueta se refleja en Lettie, la hermana menor de Sophie. El Director realiza una crítica al feminismo, por su tendencia a condenar la maternidad el matrimonio y el rol del ama de casa. En la película, la mujer puede reivindicarse en todas las facetas.

Aunque es un filme bastante largo, carente de diálogo y de un guion complejo, la excelente animación, la perfecta caracterización de los personajes, la sublime banda sonara hacen imposible aburrirse al verla. La complejidad de los temas tratados invita a una reflexión sobre la crisis espiritual en la cual se encuentra sumido el ser humano. Miyazaki logró mantener un excelente equilibrio entre el mundo de fantasía y el mundo real, es decir la magia no exime a los personajes del sufrimiento, ni de la injusticia social, no obstante todos son capaces de mostrar lo mejor y lo peor de sí mismos, por lo que existe la esperanza de una sociedad más compasiva y solidaria. 

La posibilidad de cambio viene dada por la exaltación de prácticas como: el perdón, el amor (de pareja, amigos, familia), la misericordia, la tolerancia, la paciencia, el buen trato a los adultos mayores. En este sentido, es muy interesante la versión de Miyasaki sobre esta etapa de la vida. Sophie posee la juventud y la vejez al mismo tiempo, por eso su imagen es distorsionada, durante el hechizo algunos veces posee su cara de persona joven y otras la de adulta mayor. Con el hechizo se convierte en una persona enérgica y fuerte contrario a la idea de un adulto mayor débil, enfermo inútil, etc.

En un mundo que da culto a la juventud y la belleza pero que niega la realidad de una población mayoritariamente adulta mayor y cada vez más longeva, la propuesta del Castillo Ambulante es romper con esos mitos y estigmas sociales. Al mismo tiempo, cuestiona el mandato social: “solo los hermosos y jóvenes triunfan”. Según los cánones de belleza, Sophie no era hermosa pero no requirió de esta característica para lograr sus objetivos: vida en pareja y felicidad. El Castillo ambulante hace un hermoso llamado a rescatar la capacidad del ser humano de ayudar, de reinventarse así mismo para bien y de luchar por la paz. Lo cual a simple vista parece utópico pero según Miyasaki es alcanzable. La trama posee un mensaje muy positivo y alentador en el actual contexto mundial de: violencia, odio y egoísmo. Por lo general, el cine comercial ofrece películas de muy bajo nivel, por ello esta es una invitación a rescatar un cine con mirada crítica. 

 

*MSc. Massiel Calderón Rojas.   Historiadora. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 


[1] En la categoría de mejor película de animación ha sido la única película de anime que ha recibido dicha condecoración hasta ahora, a pesar de que otras películas de anime han estado nominadas al Oscar como el caso del Castillo Ambulante.

[2] El Steampunk es un movimiento artístico y cultural. Las obras se ambientan en occidente, en una época histórica concreta (Edad Media, Edad Moderna). Por lo general tienden a representar la Inglaterra del siglo XIX. A pesar de que la ciencia ficción y la fantasía están presentes se respeta la tecnología, la moda e incluso la arquitectura de la época.