H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

De Fabián Dobles

Por Mag. Martín Vargas Ávila*

     Ese que llaman pueblo fue publicado en 1942 por el escritor costarricense Fabián Dobles (1918-1997). Este célebre autor creció en Atenas, en la provincia de Alajuela, asistió a la secundaria en el Liceo de Costa Rica y derecho en la Universidad Costa Rica. El texto permite viajar en el tiempo hacia la primera parte del siglo XX, lo que contribuye a comprender orígenes de la idiosincrasia de la sociedad costarricense, su historia, virtudes y pecados. 

Este prolífero escritor e intelectual colaboró en insituciones tales como el Patronato Nacional de la Infancia y la Caja Costarricense de Seguro Social. En 1943 ingresó en el Partido Comunista Costarricense, año en que se cambió su nombre a Vanguardia Popular. Su participación en dicha agrupación y accionar político le condujó a la prisión e incluso la pérdida de su empleo. Por esta razón, se vió obligado a salir del país; y durante este período se dedicó a laborar como corresponsal y editor en diversos medios.

Uno de los aspectos más sobresalientes de la novela de Dobles es su capacidad para acercarse al mundo rural y urbano de la época. Ejemplo de esto son las historias, paisajes y momentos que experimentan los personajes a través de narración. Esta particularidad convierte a la obra en una valiosa fuente histórica ya que ofrece exquisitas descripciones sobre las calles, establecimientos comerciales, vestimenta, dieta, hábitos de consumo, las viviendas y medios de transporte de la primera parte del siglo XX en el país.

En el texto se muestran momentos llenos de amor, desamor, esperanza y tristeza que confirman la idea de que sin importar  la época o el estrato social, todos los seres humanos compartirnos estos estadios durante nuestra existencia. La importancia de explorar estas facetas, contribuye  sensibilizarnos hacia la realidad de los demás y a su vez desarrollar lo que se denomina como "imaginación histórica", es decir la habilidad de analizar y aproximarse a las realidades de otras épocas y contextos geográficos.

En definitiva, esta novela posee un lugar privilegiado en la literatura costarricense debido a su calidad estética pero sobre todo por la manera como retrata la esencia de nuestra sociedad, de la gente común, que lucha día a día por seguir adelante a pesar de las vicisitudes. Esta novela resalta la historia y vivencia de "los de abajo". Este tipo de libros son frutos de un acto de gran valentía, pues el acto de mirarse y dejarse mirar, con lleva madurez y profunda reflexión.

*Mag. Martín Vargas Ávila. Profesor de la Cátedra de Historia de la UNED. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.