H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Por Mag. Julia Ruiz Fuentes*

     La Programación Neurolingüística o PNL es una tecnología desarrollada en Estados Unidos a inicios de los años 1970.  Sus creadores fueron Richard Bandler (estudiante de Matemática) y John Grinder (profesor de Lingüística) quienes se propusieron estudiar a tres grandes terapeutas de la época (Milton Erickson; Virginia Satir y Fritz Perls)  y así determinar los patrones comunicacionales que utilizaban en sus intercambios a nivel personal y de atención de pacientes.

     Harris (1999) señala la estrecha vinculación entre la PNL y el concepto de “modelado” propuesto por Bandura dentro de la teoría del aprendizaje social.  El modelado es un proceso de aprendizaje derivado de la observación-imitación del ser humano a partir de referentes particulares.  A partir del paradigma de la PNL, Alfaro y otros (2011) se conciben tres tipos de “estilos de aprendizaje”:

     Estilo de aprendizaje auditivo: son personas que pueden mantener la atención a partir de la exposición magistral; les funciona excelentemente leer en voz alta y aunque no mantiene mucho contacto visual, si el tema es de su interés normalmente se sentarán cerca de la persona docente para mantenerse escuchándole con mayor facilidad.

     Estilo de aprendizaje kinestésico: logran asimilar la información a partir del movimiento (físico) y de la interacción con la información (por ejemplo, elaborando resúmenes).  

     Estilo de aprendizaje visual:  aprenden observando, requieren que la persona docente escriba en la pizarra, normalmente se sientan en la parte media o atrás ya que requieren ver la totalidad de la imagen.  Tienen facilidad para encontrar la simetría y armonía en la información gráfica que observan.

     La propuesta desde la PNL es el abordaje del proceso de enseñanza-aprendizaje desde los estilos que muestran los estudiantes, siendo importante señalar que aunque cada persona tiene un estilo preponderante, lo cierto es que el proceso es contextual, es decir, varía en función de los estímulos del entorno; por ejemplo en ciertos momentos en los que la persona docente utiliza un recurso visual como “Power Point” necesariamente induce a un uso recursivo del estilo visual de aprendizaje. Sin embargo, es importante señalar que para aquellas personas preponderantemente bajo estilos auditivos y kinestésicos, este ajuste implicará un mayor esfuerzo cognitivo y  en dicho escenario serán valiosas las pausas como puntos de descanso sobre la concentración y atención dentro del aula.

     Ahora bien,  la  UNED plantea espacios académicos muy diversificados en edad, experiencias socioeducativas previas y laborales por parte del estudiantado, sea este de grado o posgrado, por lo que es sumamente valioso el ofrecer tutorías puedan desarrollarse con la posibilidad de integración de los distintos estilos de aprendizaje y consecuentemente enriquecer el proceso de formación en estos intercambios personales dentro de los cursos.

       Algunos de las los puntos esencias en los procesos de enseñanza-aprendizaje desde la PNL son: los movimientos de los ojos (llamados accesos oculares)  nos permiten saber cuál sistema de referencia utiliza la persona. Cada persona tiene un estilo de aprendizaje más preponderante que los otros, sin embargo no es exclusivo ni excluyente de los otros dos. Además, el estilo de aprendizaje es contextual, tal y como se señaló.  Es valioso que la persona docente sea consciente de su propio estilo preponderante y como consecuencia, tome medidas para potenciar de forma equilibrada los otros dos estilos dentro del aula.

       Finalmente, es necesario indicar que una estrategia efectiva es aquella que busca desarrollar los tres estilos de aprendizaje. Existen los "predicados representacionales” que al igual que los accesos oculares ofrecen información sobre la forma y estructura de pensamiento de la persona en un momento dado. Asismismo, los colores, nitidez y claridad tienen incidencia directa en el procesamiento de la información, en la carga emocional y consecuentemente en la respuesta fisiológica.

*Mag. Julia Ruiz Fuentes. Docente e investigadora. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Referencias

     Alfaro, M.; Corrales, E.; Gamboa, A.; Jiménez, S.; Martín, J.; Ramírez, A. y Vargas, M. (2011).  Estilos de aprendizaje y técnicas de estudio en la mediación pedagógica.  Heredia:  EUNA.

     Bandler, R. y Fitzpatrick, O. (2005).  Conversaciones.  Colombia: Editorial Ingeniería Mental.

Harris, C.  (1999).  Los elementos de PNL. Qué es y cómo utilizar la programación neurolingüística.  Madrid: Editorial EDAF.