H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Por Jorge de Bravo*
Mujer, toda mi sangre está presente
Contigo en esa lucha que sostienes.
Contigo está mi amor incandescente
Y en tu llanto y tu duelo me contienes.
Nunca en la vida estuve tan de prisa
Tan lleno de relámpagos y ruegos,
Como ahora que ha muerto tu sonrisa
Y están con tu dolor todos los fuegos.
Nunca estuvo mi amor tan a tu lado,
Nunca como esta noche de tortura
Cuando sufre mi amor crucificado
En el mismo tablón de tu amargura.