H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Por Mag. Allyson Nuñez Mèndez*

    En 1997 aparece el Informe de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI conocido como Informe Delors, que viene a ser un complemento de las ideas de la Conferencia de Educación para Todos. Este documento habla de la necesidad del aprendizaje para toda la vida como eje central de la educación en el siglo XXI, de manera que esta sea un instrumento de cambio para poder alcanzar una sociedad donde se respeten la paz, libertad y justicia social, de esta manera se busca la consolidación de un ser humano integral.

    El informe Delors establece que la educación debe estructurarse en 4 aprendizajes fundamentales, pilares de la educación a lo largo de toda la vida que no sólo son los aspectos académicos, si no que incluyen todos los espacios de las personas, ejercitándose en conjunto y equilibradamente. Estos “pilares del conocimiento deben recibir una atención equivalente a fin de que la educación sea para el ser humano, en calidad de persona y de miembro de la sociedad, una experiencia global y que dure toda la vida en los planos cognitivo y práctico.” (Delors, 1997; p. 96)

    De esta manera la educación abarca desde la infancia hasta el final de la vida combinando los 4 aprendizajes fundamentales, de manera que se logrará el surgimiento de un individuo, con un juicio crítico, que conozca y desarrolle todos sus talentos y capacidades.

    El primer aprendizaje es el Aprender a conocer que consiste en que cada persona aprenda a conocer y comprender el mundo que lo rodea, con los diferentes cambios tecnológicos, económicos y sociales, para que así logre vivir con dignidad, desarrollando sus capacidades y en comunicación con los demás. Este tiempo de aprendizaje sienta las bases para aprender durante toda la vida.

    El Aprender a Hacer es el segundo pilar que busca dotar a las personas capacidades teóricas y prácticas que le hagan competente para trabajar en sociedad.

Cada vez con más frecuencia, los empleadores ya no exigen una calificación determinada, que consideran demasiado unida todavía a la idea de pericia material, y piden, en cambio, un conjunto de competencias específicas a cada persona, que combina la calificación propiamente dicha, adquirida mediante la formación técnica y profesional, el comportamiento social, la aptitud para trabajar en equipo, la capacidad de iniciativa y la de asumir riesgos. (Delors, 1997, p.100)

    La manera de conseguirlo es trabajando el comportamiento, la actitud y la iniciativa de asumir riesgos. Sabiendo trabajar en equipo, afrontando y solucionando conflictos, esto porque no vivimos solos, así que desarrollados los aspectos teóricos y prácticos debemos aprender a vivir juntos en un mundo en que somos todos diferentes, pero iguales en nuestra dignidad.

    A partir de estos aspectos es donde aparece el Aprender a Vivir juntos, como tercer pilar educativo, mediante el cual se logra creando una educación desde la ayuda y el aprendizaje de otros, con programas que fomenten la convivencia. “La educación tiene una doble misión: enseñar la diversidad de la especie humana y contribuir a una toma de conciencia de las semejanzas y la interdependencia entre todos los seres humanos.” (Delors, 1997, p.104)

    No se debe olvidar que como seres humanos somos únicos e irrepetibles así que debemos fomentar y potenciar la creatividad, esto será el Aprender a Ser, de manera que “Habrá que ofrecer a niños y jóvenes todas las oportunidades posibles de descubrimiento y experimentación -estética, deportiva, científica, cultural y social” (Delors, 1997, p. 7) La manera de conseguirlo es dando más importancia al arte, la poesía, la imaginación y la creatividad, creando diferentes tipos de personalidad para un mundo mejor.

    Como vemos, el Informe Delors, como también se le ha llamado al documento, le da al sistema educativo la capacidad de convertirse en el factor clave para el desarrollo de un país, siempre y cuando se adapte a las necesidades de la sociedad actual y de herramientas para comprender el mundo, actuar sobre él, colaborando con los demás y manteniendo una actitud de respeto a la paz y a la dignidad de la persona.

 

Mag. Allyson Nuñez Mèndez. Profesora de la Càtedra de Historia de la UNED y de la Càtedra de Ambiente, Polìtica y Sociedad de la UNED. Correo electrònico: 

Referencia

Delors, J. (1997). La educación encierra un tesoro: Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI. México: Correo de la Unesco.