H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

En este mes de celebraciones y diversas actividades entorno al 25 de julio, se ofrece un artìculo publicado por Mag. Arnaldo Rodríguez Espinoza*, en la ediciòn digital del Periòdico La Naciòn del 26 de julio del 2015, donde se analiza la ambiguiedad generada entorno la palabra "anexión", una palabra ambigua. Al celebrarse el 194° aniversario de la incorporación del Partido de Nicoya.

Históricamente, la palabra “anexión” se ha usado para denotar la inclusión de un territorio en el de otro Estado empleando la fuerza o las amenazas. Por esto, es discutible llamar “anexión” a la incorporación del partido de Nicoya, como veremos.

El 25 de julio de 1824, los ayuntamientos de Nicoya y Santa Cruz decidieron unirse a Costa Rica a raíz de una invitación que les había hecho este último Estado en marzo de ese año.

Así, las élites locales tuvieron un papel destacado sobre si se unían a Costa Rica o seguían perteneciendo a Nicaragua, aunque la decisión – tomada finalmente por una minoría– no fue uniforme ni consensuada pues el ayuntamiento de Villa Guanacaste (actual Liberia) fue el primero en rechazar de plano la invitación en mayo de 1824.

En junio de ese año, el recién creado cabildo de Santa Cruz apoyó la decisión de la Municipalidad de Nicoya, quizás como gratitud por la instauración de este ayuntamiento en abril de 1824 por las autoridades nicoyanas. Leer artículo completo aquí.

*Mag. Arnaldo Rodríguez Espinoza. Profesor de la Càtedra de Historia de la UNED. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.