Emblemas blanco

 H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 

Escrito por don Manuel  Antonio Herrera Vigil* 


No soy educador, pero me gusta leer. Ahora con tantos cambios, trato de explicar cómo de vivía desde 1950 en adelante...

     El 16 de marzo de hace 60 años, falleció Natalia Vigil, mi abuela Nata.  Al igual que ahora, el ambiente era de fiesta.  Las principales actividades fuera de la feria eran en el Hotel Nacional, a unas dos cuadras de nuestra casa, en David.

     Abuela Nata era hija de Anastasio "Tachito" Pérez y de Isabel Vigil.  Sus hermanos, Tío Antonio Vigil, Tío Donato Vigil, Tía Juanita Vigil. Tío Teodoro Vigil había llegado antes de la unión a "Tachito" Pérez.  El lugar de nacimiento fué en El Tejar de Alanje, al lado del Río Chico.

     La única hija de abuela Nata es mi mamá, Flora Vigil, con mi abuelo José Antonio Ríos.  Por su parte, mi abuelo Toño Ríos si dejó una gran descendencia, que comenzó en Siogui y siguió hasta las agrestes tierras de Caixán.

     Abuela Nata se juntó Manuel de Jesús Vigil, tío "Chú" y se establecieron en Cuervito, en la misma raya fronteriza de Panamá y Costa Rica., al lado del río Cuervito.

     Para llegar a Cuervito había que tomar el motor del Ferrocarril Nacional de Chiriquí, en la estación de Alanje y se bajaba en la estación de Progreso.  En ese tiempo, creo que el único automóvil en Progreso era el del señor Asisclo Albarracín.  El resto de las personas se trasladaban a caballo entre las comunidades de Progreso, Cuervito, Paso Canoas, Canoas Arriba y La Cuesta.

     En Cuervito había una piladora de arroz, accionada por un motor y una larga y ancha correa.  De esa pelusa se alimentaban las gallinas y los cerdos.  Sembraban arroz, maíz, frijoles.

     A mí me asignaban la tarea de marcar los sacos de arroz o maíz, con una tinta morada y una tuza como marcador, con las iniciales E. T. del tío Emeterio Vigil, para embarcar en la estación de Progreso hasta Finca Zapote.

     A los cerdos le recortaba el pelo para formar las iniciales y embarcarlos en la locomotora a vapor que arrastraba los vagones cerrados para carga seca y los vagones ventilados para las vacas, caballos, cerdos y gallinas.  A esta locomotora a vapor le llamábamos "la chanchera".

     Me decía que si me picaba un gusano o una avispa, procurase matarlos para aplicar sus fluidos a mi herida, que eso ayudaba a que disminuyera la hinchazón y el dolor.

Si tenía mucha tos, me daba una cucharada de seco o de querosín.

     Mi abuela, como casi toda la familia, fumaba tabaco.  Ella lo hacía "con la candela pa'dentro".
Peinaba su cabello en dos trenzas cortas.

Por las tardes, se sentaba en el tambo de la casa, con las piernas en los dos escalones y se ponía a cantar.

"Yo tenía un capital
En el Banco Nacional
De cuánto era ese capital
Medio real y un cuartillo".

Algunas veces se escuchaba la música de marimba que tocaban en La Cuesta.

     Abuela Nata me invitó para que la acompañara a hacer un bautizo de uno de los familiares del Tío Enrique Vigil.  Cabalgamos desde Cuervito, vía La Cuesta, Colorado y Coto 47, lugar donde estaba la iglesia.  Cálculo que pudo ser en el año 1957.

     Muchas cosas han cambiado pero su recuerdo y enseñanzas permanecen imborrables en mi memoria.

Artículo 1029.  Abuela Nata.

Remedios les espera para celebrar 175 años de creación de Chiriquí, en mayo.

En la Zona Sur de Costa se aprestan para exaltar el Día de la Persona Chiricana, en mayo.

Los olivaristas se preparan para conmemorar el primer centenario, en septiembre.

David, lunes 18 de marzo del 2024.

Les invito a escuchar Radio Periódico Opinión que dirige don Wilfredo Justavino Jurado, que se transmite por Radio Chiriquí 106.9 FM.
Lunes, miércoles y viernes.
De 05:30 PM a 06:00 PM.