Por MSc. Eddie Soto Núñez*

     Costa Rica enfrenta la amenaza del Coronavirus Covid – 19, ante esta realidad han actuado el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense del Seguro Social como las instituciones líderes en el control de la pandemia. Sin dejar de reconocer el aporte de muchas otras instancias del gobierno, organismos no gubernamentales y fuerzas vivas de las comunidades, desde la Cátedra de Historia deseamos hacer un reconocimiento a la C.C.S.S a través de la estampilla que conmemoró el 50 aniversario de la institución en el año 1991.

     La estampilla fue aprobada en sesión de Junta Filatélica de Costa Rica No. JF-094, celebrada el 24 de junio de 1991 y por acuerdo firme N0.125. Circuló a partir del mes de noviembre de ese mismo año, su diseño se ilustra con la imagen del primer hospital de la C.C.S.S. Dr. Rafel Ángel Calderón Guardia. Se imprimieron 5000 boletines, 2000 sobres de primer día y un millón de estampillas con un valor ȼ15.00 

     A continuación, un extracto de la reseña histórica del boletín filatélico No. 209. No cabe duda de que los diputados que promulgaron la Ley No.17 del 1° de noviembre de 1941, propuesta por el Presidente de la República de ese entonces, Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, para crear la Caja Costarricense del Seguro Social, desde el primer momento tuvieron la idea de levantar una estructura socioeconómica capaz de proteger integralmente, a la totalidad de la población costarricense con servicios médicos-hospitalarios iguales para todos los habitantes. Esta idea quedo definitivamente consagrada en la Constitución Política de 1949 y en la reforma de que fueron objeto en sus artículos 73 y 77 en 1961.

     Por decreto del Poder Ejecutivo del 15 de enero de 1942, se integró la primera Junta Directiva de la institución, compuesta por siete miembros propietarios. El 13 de octubre de 1943 la Asamblea Legislativa declaró a la C.C.S.S Institución Autónoma y entró en vigor el 17 de ese mismo mes. Su misión fue destinada a la atención de la salud de la población obrera, mediante un sistema tripartito de Estado, patrono y trabajador.

     En el año 1947 entró en operación el Segura de Invalidez, Vejez y Muerte que incluyó a empleados de los poderes del Estado, instituciones autónomas, semiautónomas y municipalidades. En julio de ese mismo año se integraron los empleados que laboraban en el campo administrativo de la empresa privada.

     En 1950 se creó la Dirección General de Asistencia Médica–Social, como responsable por parte del Estado de la coordinación y administración de los fondos a centros hospitalarios. Las Juntas de Caridad se convirtieron en Juntas de Protección Social y las rentas producto de la Lotería Nacional, se agregaron luego otras fuentes de financiamiento como el timbre hospitalario, el impuesto de ventas y el impuesto a los licores.

     En noviembre de 1960 el Sistema IVM amplio su cobertura a empleados de comercio, escuelas de enseñanza particulares, consultorios profesionales y trabajadores municipales pagados con planillas de jornales en obras públicas y ferrocarriles.

     El 12 de mayo de 1961, por Ley No 2738 se faculta a la C.C.S.S. a universalizar los seguros sociales y se fija un plazo de 10 años para su cumplimiento, en razón de lo anterior, a partir de 1971 el IVM cubrió a todos los trabajadores del país.

     En 1973 se promulga la Ley No 5349 “Ley de Traspaso de los Hospitales a la Caja Costarricense del Seguro Social” para efectos de la universalización del Seguro de Enfermedad y Maternidad, cuya administración corresponde a la C.C.S.S para el logro de un sistema integral de salud, Mediante esta Ley, el Ministerio de Salud Pública, las Juntas de Protección Social y los Patronos traspasan a la C.C.S.S las instituciones que de ellos dependan.

     En 1975 se extiende el I.V.M a los trabajadores del campo y la C.C.S.S instaura el sistema de pensiones no contributivas, con el fin de proteger a los grupos sociales de recursos más bajos, que no tenían derecho a una pensión. En sus inicios la C.C.S.S sólo contaba con dos hospitales para ofrecer los servicios médicos generales, especialidades e internamientos, el primero llamado Hospital San Juan de Dios y el segundo conocido como el Hospital Central que cambia de nombre a partir del 2 de noviembre de 1972 a Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia.

     Desde su fundación la C.C.S.S. ha venido conformando políticas, programas y decisiones en materia de salud, acorde con los tiempos y el desarrollo del país. Se han realizado esfuerzos por la extensión de los servicios médicos a los lugares más lejanos sobre la base de la racionalidad y distribución de recursos. Nuestro país debe sentirse orgulloso por haber logrado consolidar una institución edificante, que tiene presente el servicio y la responsabilidad con los pacientes, en donde la preservación de la vida es el rumbo que orienta a los trabajadores de la C.C.S.S. 

*MSc. Eddie Soto Núñez. Profesor e investigador de la Cátedra de Historia. Correo electrónico:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuentes

Basado en: Rodrigo Hernández. Jefe de Protocolo de C.C.S.S (1991)