H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Realizado por Mag. Eddie Soto Núñez*

Para conmemorar 225 años del nombramiento de Virgen de los Ángeles como patrona  de la ciudad de Cartago. Se emitió el 27 de julio del 2007, según el Catálogo Stamp Word la serie de estampillas correspondiente a las los números 1673 y 1674 de Costa Rica.

Las estampillas fueron acompañadas con el Souvenir filatélico correspondiente al número 1675.

Souvenir: Hojita impresa de tamaño superior a la estampilla, dentro de la cual se encuentra uno o varios valores, en donde está impreso un texto para resaltar un acontecimiento o hecho y cuyo valor facial puede estar incrementado. Cada vez que se emite una serie nueva, se acompaña con un boletín filatélico que explica la historia del hecho  la importancia del evento presentado.

La presente descripción del hallazgo de Virgen de los Ángeles se detalla en el boletín filatélico número 362.

“En el Cartago de 1635, los mulatos vivían en la Puebla de los Pardos, barrio ubicado al este de la ciudad, poco después de la Cruz de Caravaca, señal inequívoca para que los mulatos no pasaran el límite. A corta distancia de allí, entre blancos e indios, vivía una humilde mujer, que cada mañana acostumbraba ir al bosque – a conseguir un poco de leña – como todos los pobres – a conseguir un poco de leña. En ese sitio, un dos de agosto, ocurrió un hecho que nos sólo cambiará la vida de la pobre mulata Juana Pereira, sino también la vida religiosa de sus habitantes ¡el hallazgo de la imagen de la Virgen de los Ángeles!

En esa mañana del dos de agosto, la mujer se encamino al lugar donde recogía la leña, pero esta vez le ocurrió algo diferente: encontró sobre una piedra una imagen de una mujer con un niño en brazos. Era como de 20 cm de altura y tallada en piedra oscura. Juana Pereira, la recogió se la llevó a su casa y la guardó en una caja. Al medio día regresó la mujer al breñal y ¡encontró de nuevo la imagen sobre la piedra! Llena de admiración, la tomó creyendo que era otra similar a la anterior y la llevó a su casa. Al abrir la caja se llevó la sorpresa que la primera ya no estaba.

Su asombró creció cuando, por tercera vez, al volver al breñal, encontró la imagen sobre la misma piedra. Nuevamente la tomo y la llevó a su casa, donde pudo constatar que nuevamente la imagen de piedra no se encontraba. Juana se alarmó a tal extremo, que corrió donde el sacerdote a quién le contó lo sucedido al entregarle al imagen. El sacerdote la guardo en una caja con la promesa de examinarla detenidamente cuando tuviera tiempo. Al día siguiente, cuando Juana regresó al breñal a recoger leña, la vio nuevamente sobre la piedra en la que la había hallado ya tres veces De nuevo corrió donde el cura, quien presuroso y acompañado de otras personas, se dirigieron al breñal. Desde allí, condujeron la imagen en posesión hasta la iglesia parroquial, depositándola en el Sagrario. Al día siguiente cuando quisieron examinarla, la imagen de nuevo había desaparecido.

De vuelta al breñal, encontraron, por quinta vez, la imagen de la Virgen con el Niño en brazos. Comprendieron, entonces, que la Madre de Jesucristo quería tener su casa en ese lugar y se dieron a la tarea de construirle una ermita allí mismo, mientras lograban construirle un templo digno.

Se la bautizó con el nombre de la Virgen de los Ángeles, porque el dos de agosto los franciscanos celebran la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles o la Porciúncula.

En abril de 1782 se proclama a la Virgen de los Ángeles como Patrona de Cartago y en agosto de ese mismo año, se lleva a cabo la Primera Pasada de la Virgen a la Parroquia Central de Cartago”  (Correos de Costa Rica. Boletín Filatélico 362.)

La Virgen de los Ángeles fue declarada Patrona de Costa Rica por el Congreso de la República en 1824. Fue ratificada como Patrona en los años 1924 y 2002 por la Asamblea Legislativa, en 1926 se le concedió la Coronación Pontificia.

En 1912 empezó la construcción del actual Santuario Nacional. El 26 de Julio de 1935 el Papa Pío XI le otorgó el título de Basílica Menor.

La Virgen de los Ángeles fue declarada patrona de Costa Rica y protectora de las Américas por el papa Juan Pablo II.

En 2005 una réplica de esta imagen, fue llevada a la Ciudad del Vaticano. El papa Benedicto XVI la bendijo, y la colocaron en la Basílica Santa María de la Luz, a la que peregrinan muchos inmigrantes.

Para conocer más acerca del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Ángeles le recomendamos la entrevista de Radio Columbia a nuestro compañero de la Cátedra de Historia de la UNED, Profesor: Otsbal Quirós González

https://www.youtube.com/watch?v=qWl2aMUCI3w

*Mag. Eddie Soto Núñez. Profesor e investigador. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.