H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Por Máster Manuel Antonio Navarro Brenes*

     En estas tierras constaté el orden, eficiencia, colaboración, educación y eficacia del Estado Israelí, miré obra en construcción, pujanza, sin que por eso deje de vérseles sino como  dueños de la economía mundial, por lo menos de una gran parte de ella.

     Allá en su tierra y en el extranjero, pero reconozcámoslo riqueza bien ganada, lógico; cómo en todas partes del mundo, no faltará algún o algunos “vinazos” y oportunistas, pero serían los menos (conjeturo), viven bien, muy bien, pero no vi ostentación de riqueza, que podrían hacerlo; evidentemente tienen sus grandes problemas políticos (Israel- Palestina) pero será algo que algún día logren resolverlo, muy delicado, dicho sea de paso.

     En cuanto a destino turístico es inimaginable la cantidad de lugares del tipo referido, para la recreación, el crecimiento del acervo cultural, para el conocimiento histórico y arqueológico, con radicalismos etnológicos internos como indique en la primera parte pero que se puede sobrellevar, de acuerdo con lo que pude observar, un país relativamente barato, me pareció en otros aspectos más cara Costa Rica, por algo se dice que es más barato hacer turismo en el extranjero que en nuestro propio país y hay mucho de verdad.

     Inimaginable la forma en la que se autoabastecen con su agricultura sus necesidades de otros tipos alimentos como carne de cordero, sus granjas avícolas lecheras,  frutícolas  etc. De Israel mi admiración, para su pueblo su agradecimiento por habernos acogido tan bien y habernos permitido compartir con ellos un poquito de Costa Rica de nuestra amistad y poder interactuar con tan selecto grupo de Catedráticos , Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén y funcionarios del Gobierno e Instituciones de Israel.

     Para cerrar estos pequeños comentarios acerca de Israel creo que es necesario y reiterar haciendo referencia a algunos párrafos de la primera entrega de estas opiniones:

… “ en latinoamericano en general se ha vendido una idea completamente descabellada de que en Israel se está en constante guerra, eso no es cierto, es un pueblo pacífico, amable y acogedor en donde israelíes y palestinos conviven en paz, y trabajando como en toda partes del mundo para vivir dignamente y con el esfuerzo de cada uno, cierto; juntos pero no revueltos, pero eso sí tranquilamente, no como se piensa “ agarrados de las mechas”.

    Y pasa guardando las grandes distancias lo que con Nicaragua, unos pocos, que de harto conocemos, son los necios majaderos disociadores, pero los pueblos del Nicaragua y Costa Rica convivimos en paz; mucho nicaragüense aporta su fuerza laboral en nuestro país y viceversa, igual sucede en Israel mucho palestino aporta su fuerza laboral en Israel los pueblos son gente buena, pero allá también hay cabezas calientes palestinos que son los que detonan los conflictos, también diría que habrá uno que otro cabeza caliente israelí.

        Hay que hacer notar de entrada no más , uno cambia completamente la impresión que tenía acerca de Israel,  por algo que en realidad es maravilloso la belleza de sus ciudades la amabilidad de la gente y el asombroso desarrollo en todos los campos. ”

*Máster Manuel Antonio Navarro Brenes. Profesor jubilado de la Cátedra de Historia de la UNED. Correo electrónico: manuelantonionavarrobrenes29@gmail.