H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Escrito por Licda. Nancy Castro Araya*

      Tradicionalmente, el abordaje de la literatura a nivel secundario ha representado un reto para los docentes del área. Esto debido principalmente a la apatía de estudiantes que ven la literatura como algo tedioso, impuesto y nunca han tenido un contacto verdadero con ella por falta de estímulo y de curiosidad. Son quienes nunca entendieron (o no han entendido aún) la “ciencia” del leer literatura. Es decir, ignoran que la lectura de textos literarios implica un proceso imaginativo, a la vez recreativo, y quienes logran vivirlo suelen enamorarse de las letras.

      Este rechazo generalizado hacia el texto literario se observa en los estudiantes de secundaria en Costa Rica, tanto los adolescentes del sistema diurno hasta los adultos del sistema nocturno. Sin embargo, si los docentes leen los textos más breves en el aula o el inicio de las obras más extensas, como novelas y dramas, podrán notar que los estudiantes parecen interesarse. Claro está, en su mayoría, los educadores advierten que el seguir la lectura del texto en el aula les ahorrará tiempo libre y eso basta para que muestren interés. Algunos tendrán como único “contacto real” con la literatura ese espacio de lectura en clase

      Cuando se tiene la experiencia de laborar en ambos sistemas, se puede apreciar las diferencias en cuanto al abordaje de la literatura según la edad en la interpretación y análisis de los textos. Una de ellas radica en que los estudiantes adultos tienen una mayor amplitud de criterios y comprenden mejor el mundo representado en el texto literario, porque han vivido muchísimo más, y su bagaje de experiencias y conocimientos los hace ir un paso adelante. Por lo tanto, una clase de literatura es más amena y ofrece mayores aportes al análisis textual entre adultos que con los más jóvenes.

      No se puede olvidar que la literatura leída en el nivel secundario no es en su mayoría de tipo infantil y juvenil. Tradicionalmente, la literatura presenta escenarios desgarradores, de dolor humano, de sentimientos profundos como el amor y el odio. Obviamente, los aspectos anteriores son comprendidos por casi todos los estudiantes de cualquier edad, pero se trata de experiencias que los adolescentes no han vivido.

      Es decir, quizá los hechos o ideas presentes en los textos sean comprendidos en el nivel literal por los lectores de cualquier edad, pero sin duda son los adultos quienes se identifican plenamente: ellos han sufrido, han amado, han odiado y viven en carne propia muchas de las circunstancias representadas en los textos. Lo anterior ayuda a establecer un lazo entre los estudiantes y la literatura, pues se dan cuenta de que hay mucho de ellos en los textos, que la literatura es una “pintura” de la vida misma y que un poeta, por ejemplo, habla por todos.  

Licda. Profesora Nancy Castro. Profesora de la Enseñanza del Español. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.