H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

    En estos tiempos difíciles de crisis económica y en el contexto de una pandemia, es preciso resaltar la relevancia de apoyar a los productores locales y negocios dentro de nuestras comunidades, barrios y pueblos. Ya que ante este complejo panorama, esta estrategia puede ayudar a reactivar la economía, pues son un fuente de ingresos para miles de costarricenses y sus familias.

    Comprar en la pulpería del barrio, en las panadería, carnicería, al zapatero o en la verdulería de la esquina, entre otros, es una forma de ayuda a mitigar los efectos de esta contracción. Quizás para muchos no sea la solución a los grandes problemas, pero sí es una forma de contribuir a mantener a flote estos pequeños negocios y las personas que dependen de ellos. 

    Además de apoyar el consumo doméstico, urge mayor apoyo por parte de la banca nacional, tanto privada como pública, a estos pequeños negocios, pero en condiciones que realmente sean favorables. Para lo cual es fundamental comprender la naturaleza y dinámica de su actividad y situación que enfrentan. Es aquí donde el consumo, junto con las opciones de financiamiento, pueden ser factores claves de éxito para enfrentar esta coyuntura cuyos efectos a apenas estamos comenzando a experimentar.

   Cátedra de Historia de la UNED