H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

     En este mes se reproduce un valioso artículo realizado por el profesor e historiador Alonso Rodríguez de la UNED. Este texto fue publicado en El Mundo CR durante este mes. Se invita a la lectura y reflexión al respecto.

     Las enfermedades virales e infecciosas han acompañado al género humano desde su existencia. En general, los altos niveles de contagio y la persistente aparición de rebrotes, ha conllevado al colapso demográfico de innumerables escenarios; que por la gravedad de la sintomatología de algunos de estos eventos, trascienden en el imaginario colectivo, como una de las más ingentes desgracias que ha doblegado a los habitantes del planeta desde larga data.

     Empero, son innumerables los momentos históricos donde el espíritu de la Navidad ha convivido con el fantasma epidemiológico, así la de asumir la ardua tarea de apaciguar el dolor que han sufrido millones de personas en esos momentos; que por sus condiciones de vulnerabilidad y precariedad han sido presa fácil de la muerte y la desolación. Más aún, doblemente castigados por la sempiterna pandemia que deja a su paso la ingrata  pobreza y desigualdad.

      Sin duda, el balance de todos los tiempos de la historia, señalan que la Navidad ha deparado varios significados y emociones. Pues gracias al estado anímico que propicia una de las épocas más hermosas, ha servido en tiempos de gran dolor y abatimiento, de marco espiritual inspirador para la esperanza y echar a andar los más altos valores de la solidaridad y las buenas causas.

Leer artículo completo aquí