H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

MSc. Ronald Eduardo Díaz Bolaños*

    El pasado 25 de julio se cumplieron 110 años del natalicio de Don Arnoldo Ferreto Segura, quien nació en la provincia de Heredia, hijo de Egidio Ferreto Campos y Catalina Segura Salazar. Entre sus hermanos figuran la escritora y educadora Adela Ferreto (1903-1987), esposa del también escritor Carlos Luis Sáenz Elizondo (1899-1983), autora de varias obras de literatura infantil, entre ellas Las aventuras de Tío Conejo y Juan Valiente (1982), Tolo el gigante viento norte (1984), Las palabras perdidas y otros cuentos (1986) y Cuentos del Niño Dios y de la tradición cristiana (1992).

    Otra de sus hermanas fue la enfermera Judith Ferreto (1908-1987), quien acompañó a la escritora Carmen Lyra (1887-1949), a quien atendió en su exilio en México, país en el que residió por un tiempo y donde algunos años más tarde atendería a la célebre pintora mexicana Frida Kahlo (1907-1954).

    La formación de don Arnoldo tuvo lugar en la Escuela Normal en Heredia, donde fue discípulo junto con su hermana Adela, del intelectual y humanista Omar Dengo (1888-1928), centro de estudios donde comienza a desarrollar su sensibilidad social. Ejerció la docencia en educación primaria en Aserrí y Santo Domingo de El Roble de Heredia pero pronto dejó sus labores docentes debido a su vinculación con el naciente Partido Comunista de Costa Rica, fundado en 1931.

    Fue regidor en la Municipalidad de Heredia, cargo al que fue elegido como candidato del Bloque de Obreros y Campesinos, nombre que tomó el partido de su militancia para las elecciones municipales de 1934 y bajo su gestión fue posible la construcción de la planta eléctrica de Carrillos de Poás para abastecer de electricidad a la ciudad de Heredia y la compra del terreno que alberga las instalaciones del estadio Eladio Rosabal Cordero.

    Don Arnoldo participa en la Huelga Bananera de 1934 junto al escritor y militante comunista Carlos Luis Fallas Sibaja (1909-1966), un activo movimiento social que tuvo lugar en la costa caribeña al que se unieron numerosos trabajadores bananeros, pero fue apresado y permaneció durante mes y medio en la cárcel de la ciudad portuaria de Limón. En 1935 representó al Partido Comunista de Costa Rica ante el Comité Central del Partido Comunista de Cuba reunido en La Habana y fue delegado ante el Primer Congreso de la Confederación de Trabajadores de América Latina en la Ciudad de México (1941).

    A inicios de la década de 1940, Ferreto funge como miembro de la Dirección Política y Secretario de Organización del Partido Comunista de Costa Rica, justo en la época en que la agrupación política participa de lleno en la promulgación de la legislación social y mantiene diálogo con el gobierno del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia (1900-1970) y de la jerarquía de la Iglesia Católica, cuyo arzobispo Víctor Manuel Sanabria (1899-1952) propuso el cambio de nombre del partido, que pasó a llamarse Vanguardia Popular en 1943.  

      En el marco de la Guerra Civil de 1948, Ferreto representó al Partido Vanguardia Popular ante el Estado Mayor y permaneció en su cargo de Secretario de Organización de la Comisión Política vanguardista hasta que tomó el poder la Junta Fundadora de la Segunda República presidida por José Figueres Ferrer (1906-1990). Pocos meses después de transcurrida la Guerra Civil, el Tribunal de Sanciones Inmediatas acusó de sedición a Ferreto y a otros “miembros prominentes y dirigentes del Partido Vanguardia Popular”, por lo que fue encarcelado y llevado a la Penitenciaría Central (actual Museo de los Niños). En su declaratoria ante dicho tribunal, Ferreto manifestó: “nadie tiene derecho a marcarme normas para mi pensamiento político y para mi actividad como ciudadano, que creo que tengo derecho de pensar como me da la gana y como ciudadano a militar políticamente como me lo marca mi conciencia” (Archivo Nacional de Costa Rica, Tribunal Sanciones Inmediatas, expediente 39, folio 3).

      En prisión, Ferreto fue nombrado Secretario General del Partido Vanguardia Popular ante la partida al exilio del líder comunista Manuel Mora Valverde (1909-1994), participó empleando el pseudónimo de Oscar Vargas en el Congreso Clandestino de 1950 debido a que esta organización política fue ilegalizada y retomó el cargo de Secretario de Organización tras el regreso de Mora a Costa Rica.  

    En 1974 fue electo diputado por la provincia de Puntarenas por el Partido Acción Socialista (PASO). Su nieta Edtih Olivares recuerda la intensa labor de su abuelo en la provincia que lo eligió para representarla ante la Asamblea Legislativa:

   … curiosamente los primeros recuerdos que yo tengo de mi vida están relacionados con mi abuelo y con su trabajo en y por Puntarenas: son memorias de cuando yo tenía tres o cuatro años y lo acompañaba en sus giras por las fincas bananeras en Golfito a principios de la década de los 70. Recuerdo los largos viajes, el calor y la humedad, el sol, la playa y las palmeras, los copos del pasaje del turista, a mi abuelo dando discursos en plazas o conversando con trabajadores entre bananales, el cariño de las personas, los niños y niñas jugando descalzos entre plantas o frente al mar…  (Olivares, 2011).

     En 1975, viaja con una delegación de diputados y periodistas costarricenses a Cuba, con el propósito de mejorar las relaciones entre ambos países. Algunos meses más tarde, presenció la derogatoria de la prohibición constitucional que impedía la participación electoral del Partido Vanguardia Popular.

     En 1976, en el marco de la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea Legislativa intervino en la discusión del proyecto presentado por Fernando Volio Jiménez (1924-1996), entonces Ministro de Educación, para la fundación de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), en el que se debatió el sistema educativo propuesto para la nueva universidad, su estructura y su financiamiento. Ferreto manifestó su oposición al proyecto porque defendía la idea de una casa de estudios superiores centralizada bajo un sistema presencial, no obstante el proyecto terminaría aprobándose y la UNED se fundaría un año más tarde. Debido a su prolífica gestión, se le reconoció como el Mejor Diputado de 1976.

     En 1979, Ferreto asistió junto a otras figuras públicas de la época a un evento académico organizado por la Cátedra sobre Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional, en el que expuso la ponencia “La coyuntura internacional: el tránsito al socialismo”, que fue publicada dos años más tarde por la Editorial de la Universidad Estatal a Distancia, junto con las demás ponencias, en la obra Los problemas socio-políticos del desarrollo en Costa Rica. En 1982 vuelve a la Asamblea Legislativa, esta vez por la coalición Pueblo Unido (PU), cargo en el que permanece hasta 1986.  

     Ferreto fue el autor de una autobiografía política titulada Vida militante (1984), del escrito La huelga bananera 1934, en la que participó activamente, así como de la obra histórico-política Gestación, consecuencias y desarrollo de los sucesos de 1948: ensayo sobre la historia del Partido Vanguardia Popular (1987), del opúsculo Las fuentes de la doctrina de la dictadura del proletariado: 1848-1871-1905 (1988) y del texto Quienes y por qué dividieron al Partido Vanguardia Popular (Partido de los Comunistas Costarricenses) (1989). Además había colaborado en la obra Calderón Guardia, José Figueres y Otilio Ulate a la luz de los últimos acontecimientos políticos del escritor Carlos Luis Fallas y presentador de la nueva edición del libro Raíces de Esperanza (1990) de su cuñado Carlos Luis Sáenz.

      Además, escribió varios artículos periodísticos publicados en sus últimos años de su vida como “Bicentenario de la gran revolución francesa del siglo XVIII” (1989), “Don Pepe Figueres” (1989), “La muerte de Nicolás Guillén” (1989), “La dictadura de los jacobinos (1793-1794)” (1989), “Don José Figueres, el más conspicuo líder de la burguesía” (1990) y “Está el comunismo muerto o pasado de moda?” (1990) en Semanario Universidad; “Crítica al proyecto de programa” (1988), “El debate en torno a los estatutos” (1988), “La militancia comunista y la religión” (1988), “Otros antecedentes de la Guerra Civil” (1988) y “Panamá enfrenta a los Estados Unidos” (1988) en Adelante; “Otra vez sobre Pacto de Ochomogo” (1987), “De tal palo tal astilla!” (1988), “En resguardo de la verdad histórica” (1988), “Diputados manipulados”  (1992) y “En ejercicio del derecho de respuesta” (1992) en La Nación; “Mar territorial, Mar Patrimonial y Zona Marítimo-Terrestre” (1991) y “Perestroika y glasnost secuela funesta” (1992) en La República; “Les tomo la palabra” (1989) en Primera Plana. En estos artículos el autor expone el conocimiento y la visión que tenía de varios acontecimientos y procesos históricos, así como la trayectoria de algunos actores, tanto a nivel nacional como internacional.

      Don Arnoldo falleció en su casa de habitación en el capitalino Barrio Aranjuez el 8 de marzo de 1996, por lo que en 2021 se cumplirá el primer cuarto de siglo de su fallecimiento. El 31 de marzo de 2011, la Universidad de Costa Rica asignó el nombre de Arnoldo Ferreto Segura al campus de la Sede del Pacífico en la ciudad de Puntarenas, como un reconocimiento por su labor en el fomento de la educación superior para la región Pacífico Central, al ser artífice de la Ley Ferreto o Ley del Atún, promulgada en 1975, que consignaba un 25% de lo recaudado por el impuesto a las embarcaciones atuneras extranjeras que operaban en aguas del Pacífico costarricense para el financiamiento de dicho centro regional de estudios universitarios. Al acto solemne asistieron autoridades universitarias y familiares de don Arnoldo, entre ellos su hija la educadora Beatriz Ferreto, quien se desempeñó como presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE).

     En esa ocasión, la Dra. Yamileth González García, Rectora de la Universidad de Costa Rica, se refirió a don Arnoldo Ferreto como parte de una generación de ciudadanos costarricenses que dieron lo mejor de sí por el bien del país: “Estas personas no buscaban nombre, ni honores, ni granjerías de ningún tipo. Luchaban por Costa Rica y no cejaban en su empeño a través de la acción política tanto en partidos como en sindicatos, grupos comunales y otras instancias, incluyendo la institucionalidad estatal” (Marín, 2011).

     En la actual coyuntura que atraviesa Costa Rica, la figura de Arnoldo Ferreto emerge como la de un ciudadano costarricense que desde su militancia política luchó por la construcción de una sociedad más justa y menos desigual participando activamente en varios procesos políticos y sociales, por lo que su ejemplo constituye una invitación para la ciudadanía de la Costa Rica de inicios del siglo XXI a tomar conciencia de los problemas que aquejan a la sociedad y participar en la construcción de un mejor país para cada uno y una de sus habitantes.

 

*MSc.Ronald Eduardo Díaz Bolaños. Profesor de la Cátedra de Historia de la UNED. Correo electrónico:

 

 

Bibliografía

Aguilar Bulgarelli, Oscar (2005). LA UNED y sus orígenes. Mis memorias. San José, Costa Rica: EUNED.

Archivo Nacional de Costa Rica, Tribunal de Sanciones Inmediatas, Expediente 39 (1948).

Beatriz Ferreto una comunista beligerante desde la cuna (30 de setiembre de 2012). La Nación. Disponible en: https://www.nacion.com/archivo/beatriz-ferreto-una-comunista-beligerante-desde-la-cuna/3QGS4ZVNDNECZOM2URY3M3TLGQ/story/.

Contreras, Gerardo (2009). Arnoldo Ferreto Segura y el Partido Comunista de Costa Rica en la lucha por la segunda y auténtica independencia nacional. Revista Estudios 22: 65-84.

De La Cruz, Vladimir (18 de diciembre de 2013). La izquierda y sus diputados 1970-2014. La República.  Disponible en: https://www.larepublica.net/noticia/la_izquierda_y_sus_diputados_1970__2014.

Editorial Costa Rica (s.f.). Adela Ferreto. Disponible en: https://www.editorialcostarica.com/escritores.cfm?detalle=1091.

Libray of Congress (21 de octubre de 2020). “Arnoldo Ferreto”. Disponible en: https://catalog.loc.gov/vwebv/searchBasic.

Marín González, Rocío (1 de abril de 2011). Sede del Pacífico recibe nombre de Arnoldo Ferreto. Disponible en; https://www.ucr.ac.cr/noticias/2011/04/01/sede-del-pacifico-recibe-nombre-de-arnoldo-ferreto.html.

Mergier, Anne Marie (13 de enero de 2018). “Dos Fridas”, la relación entre Kahlo y Judith Ferreto. Proceso. Disponible en: https://www.proceso.com.mx/reportajes/2018/1/13/dos-fridas-la-relacion-entre-kahlo-judith-ferreto-198075.html.    

Murió Arnoldo Ferreto (9 de marzo de 1996). La Nación. Disponible en: https://www.nacion.com/el-pais/politica/murio-arnoldo-ferreto/PZJ4USBD4ZGY3O7TOEMVXE2GZ4/story/.

Olivares Ferreto, Edith (13 de abril de 2011). Justo reconocimiento a Arnoldo Ferreto. Semanario Universidad. Disponible en: https://historico.semanariouniversidad.com/opinion/justo-reconocimiento-a-arnoldo-ferreto/.

SIBDI (21 de octubre de 2020). “Arnoldo Ferreto”. Catálogo del Sistema de Bibliotecas, Documentación e Información. Disponible en http://aleph.sibdi.ucr.ac.cr/F/JYCUL2KIM99KPTGEXQF44MQ72HV7Y8K3X41VX7P6MS64RP47YY-15872?func=find-b&request=Arnoldo+Ferreto&find_code=WAU&adjacent=N&local_base=UCR_OPAC&x=18&y=15&filter_code_1=WLN&filter_request_1=&filter_code_2=WYR&filter_request_2=&filter_code_3=WYR&filter_request_3=&filter_code_4=WMA&filter_request_4=&filter_code_5=WSL&filter_request_5=.

SINABI (21 de octubre de 2020). “Arnoldo Ferreto Segura”. Disponible en http://catalogo.sinabi.go.cr/janium-bin/sumario.pl?Id=20201021182719.

Solano Quirós, Hubert (10 de mayo de 2015). Relato: Un viaje escandaloso a la Cuba comunista. Primera Plana. Disponible en: http://www.primeraplana.or.cr/es/Cultura/Periodistas_ticos_Cuba/.

Vásquez Vargas, Magdalena (1993). Construyendo un mundo a través de la literatura para niños. Filología y Lingüística XIX (2): 17-29.

Villalobos Jiménez, Alfredo (6 de abril de 2011). Sede del Pacífico llevará nombre de “Arnoldo Ferreto Segura”. Semanario Universidad. Disponible en https://historico.semanariouniversidad.com/universitarias/sede-del-pacfico-llevar-nombre-de-arnoldo-ferreto-segura/.