H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Por Mag. Carlos Quesada Rodríguez*

       Sin lugar a dudas la posibilidad de establecer ruta de comercio y caminos es esencial para desarrollo económico y social de una nación. El caso de la región centroamericana existen "puentes geográficos", rutas que con mayor o menor dificultad permiten el tránsito entre el Océano Atlántico y Pacífico.

        El  tránsito en el territorio nicaragüense cobró vital importancia en 1850, cuando el proceso de la fiebre del Oro en la costa de California en Estados Unidos causaría una gran migración al Pacífico además de tránsito de mercaderías y bienes entre las principales ciudades costeras de Norteamérica. Este proyecto fue financiado por un grupo de empresarios de Estados Unidos que invirtieron en la región con miras claras a crear un canal interoceánico en el sitio.

    Imagen: Raul Francisco Arias Sánchez. (2010) Juan Rafael Mora y las tres fases de la campaña Nacional.  Revista Comunicación, Vol 19. Año 31 pag 60-68

 

     El acuerdo en firme con el gobierno de Nicaragua permite crear la compañía denominada accesoria del tránsito, por medio de la cual se inician pequeños viajes con algunos barcos de variado tamaño, logrando comunicar con eficiencia el Atlántico y Pacífico. Sin embargo, el viaje no era sencillo constantemente los pasajeros debían bajarse y caminar varios trechos debido a la falta de profundidad del río en sitios clave, incluso llegando a encallar muchas naves.

     El recorrido entre la ciudad de New York y Greytown duraba cerca de 8 días, y la ruta San Francisco- california- new York, por medio de Nicaragua tardaba 24 días siendo está la mejor opción para el transporte de personas que inclusive llegaron a circular cerca de 2000 viajeros al mes.

      El proyecto del canal interoceánico presentó muchos problemas debido a que el gobierno intervino en su administración, además de establecer diferentes impuestos y cobros por el transporte de pasajeros, lo que llevo paulatinamente a un debilitamiento en la inversión y mantenimiento de la ruta.

      Uno de los procesos claves que vivió la ruta fue la llegada de William Walker a la región, el cual sus inicios entendió la importancia estratégica de esta vía, llegando a ser clave en el transporte de soldados y armas a lo largo de la campaña de 1856 y 1857, librándose importantes batallas por los puestos a lo largo de la ruta.

   ¿Qué ocurre actualmente con la vida del tránsito? ¿Se podría habilitar esta ruta nuevamente para el transporte de personas y mercancías?   Estas son algunas de las preguntas que surgen al reestudiar el tema siendo clave la presencia de China en la región.

    Difícilmente logremos ver este canal interoceánico en un plazo cercano, ya que temas ambientales, económicos, políticos, sociales y geográficos marcan la discusión alrededor de su reconstrucción.

 

*Mag. Carlos Quesada Rodríguez. Profesor de la Càtedra de Historia de la UNE.  Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Bibliografía
Obregón Loria (2016) Costa Rica y la guerra contra los filibusteros. Museo Histórico cultural Juan Santamaria 

Acuña, Víctor Hugo (2014) Centroamérica: Filibusteros, estados, imperios y memorias. Editorial Costa Rica, Ministerio de Cultura.