H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

editorial imagen

 

 

 

 

 

 

     El sistema de universidades públicas en Costa Rica juega un papel fundamental para el desarrollo del país. En primer lugar producto de la formación en las diversas carreras y especialidades, pero también en las labores de investigación, extensión y acción social. Aunado a esto, ellas enriquecen el campo cultural, promueven la reflexión y generación de propuestas ante problemas que enfrenta el país, tal como sucedió con el COVID-19.

    Sobre este asunto anterior, se estima que las  universidades estatales gradúan un promedio de 15.600 personas por año, y un u 95% cuenta con empleo, por lo que el Sistema Universitario Público es el mayor movilizador social del país. Estas cifran son solo una muestra de su valor.

    Por otra parte, existen programas, cursos y capacitaciones que brindan oportunidades a la sociedad civil en distintas partes del país. Sobre este tema, las universidades públicas anualmente generan diversos informes y reportes al respecto, que vale la pena revisar.

    El contexto actual, es complejo y lleno de incertidumbre, por lo que se corre el riesgo de generar recortes en el presupuesto en otras instituciones estatales bajo el argumento de contención del gasto, pero sin contemplar sus implicaciones en la labor social y cultural que realizan.

   Es necesario que la población conozca la otra versión de los hechos, algunos medios de comunicación invisibilizan la obra y aportes de universidades a pesar de contar información y datos al respecto. Esta situación, evidencia que existen otros intereses y sectores, para los cuales la inversión educación pública de calidad, no es prioridad o bien no es de su conveniencia.

Cátedra de Historia de la UNED