H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Elaborado por MSc. Alberto Enrique Rojas Vásquez*

 

   Patriota costarricense, de ideales republicanos, emprendedor, combativo y seguro de sus ideales. De su experiencia en el comercio y la navegación, conoció en América del Sur, los ideales de los próceres de la independencia, como Simón Bolívar y José de San Martín, lo que le puso en perspectiva del verdadero alcance histórico de constituir a Costa Rica en una patria libre y soberana.

 

Primeros años

   Nació en San José el 27 de marzo de 1796, hijo del teniente Gregorio Ramírez Otárola y Rafaela Castro. De niño era pequeño, enfermizo, endeble y asmático, por lo cual sus padres deciden trasladarse a Alajuela por un clima más cálido y benigno para su salud. Su padre fallece en 1803. En 1811, decide embarcarse para trabajar como marinero con apenas 15 años, de lo cual en pocos años aprendió con maestría el oficio de marinero mercante, al punto que en 1820 era un comerciante respetado que transportó las primeras exportaciones de café de Costa Rica.

Su obra

   Fue llamado el restaurador de la independencia, el defensor de la libertad de Costa Rica y el héroe de las Lagunas, porque participó activamente por una nación libre e independiente ante la indecisión política y el lastre del paso colonial que tuvo que combatir.

   En 1821, como hijo respetable y adoptivo de Alajuela, tuvo el honor de formar parte de los legados del Ayuntamiento de Alajuela, para la aprobación del Acta del 29 de octubre y las reformas al Pacto de Concordia, la primera Constitución de Costa Rica.

   Bajo su mando, las tropas alajuelenses fueron a auxiliar a los josefinos en la primera guerra civil que se desarrolló en Ochomogo el 05 de abril de 1823. Por una semana tras derrocar a los imperialistas que deseaban unirse al imperio mexicano (Cartago y Heredia), Gregorio José Ramírez fue la autoridad suprema del país, pero decide actuar en pro de una república democrática entregando el poder a una Junta Superior Gubernativa. De este hecho el país se convierte en Estado libre y trasladando la capital a San José. 

Pensamiento Visionario

   Gregorio José Ramírez Castro fue un líder carismático, disciplinado y ciudadano ejemplar. De carácter fuerte y beligerante en sus decisiones como comandante General de Armas de Costa Rica, así como en conciliar el localismo conservador y destronar el pasado colonial. De esta manera, a pesar de sus adversarios, logra fomentar la paz, la educación y la libertad en los albores de la nueva nación.

   Murió el 04 de diciembre de 1823 a la corta edad de 27 años, sus restos descansan en el cementerio General de Alajuela. Declarado Benemérito de la Patria por la Asamblea Legislativa en 1971.

 

*MSc. Alberto Enrique Rojas Vásquez. Profesor de la Cátedra de Historia de la UNED. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Fuente consultada

Gregorio José Ramírez.Tomado de: Meléndez, C y Villalobos, J. (1973) San José, Talleres Gráficos de

 Trejos Hermanos.