H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

Realizado por Lic. José Pablo González Cervantes*

  En este mes se ofrece un valioso artículo acerca del aprendizaje basad  en proyectos. En este sentido, se metodología pretende que los estudiantes generen habilidades y planteen respuestas a problemáticas específicas. Por tanto, este enfoque de trabajo no se limita abordaje teórico y conceptual, pues permite empoderar a los discentes sobre las temáticas y problemáticas abordadas durante las lecciones.

     Entre los desafíos de la educación contemporánea está en dar insumos a los estudiantes para que sean ellas y ellos protagonistas de su aprendizaje. Ciertamente, se han realizado diferentes propuestas para dejar atrás la educación tradicional, pero aún está pendiente las metodologías más convenientes para dar ese paso y lograr una educación en el cual los y las estudiantes se empoderen de los temas que estudian y analizan en clase. De lo contrario, la educación se mantendría desde la óptica de Freire (2005) cuando nos habla de la educación bancaria, el vaso vacío que se debe llenar.

     Particularmente, llama la atención que temas tan emergentes y reflexivos como “El calentamiento global” que se trabaja en el II Trimestre en Octavo Año terminen en una evaluación cuantitativa. Sería una lástima que la evaluación sea solamente un examen memorístico o un trabajo extraclase que no aporte al cambio en los educandos. El aprendizaje basado en proyecto podría ser una metodología que daría hincapié para que las y los estudiantes aprendan a ser mediadores de su conocimiento desde la práctica, ya sea realizando trabajos en la comunidad estudiantil o en la comunidad en la que pertenecen.

     El aprendizaje basado en proyectos es una metodología que permite a los alumnos adquirir los conocimientos y competencias clave en el siglo XXI mediante la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. El aprendizaje y la enseñanza basados en proyectos forman parte del ámbito del “aprendizaje activo”. Dentro de este ámbito encontramos junto al aprendizaje basado en proyectos otras metodologías como el aprendizaje basado en tareas, el aprendizaje basado en problemas, el aprendizaje por descubrimiento o el aprendizaje basado en retos. (Trujillo, 2015, 13).

    Hay instituciones educativas que están apostando en esta metodología, en el caso del Colegio de Los Ángeles en el que pertenece este autor, lo está realizando desde del 2018. El aprendizaje basado en proyectos propicia el trabajo en equipo, tan importante en la sociedad actual. Cada estudiante toma un rol dentro de un equipo y aporta desde su realidad en el avance el proyecto. En el caso del tema del calentamiento global, se le propone a cada grupo el problema ambiental y luego ellos deben buscar una situación en su entorno en los que ellas y ellos podrían dar respuesta o solución. Por ejemplo, proponer el reciclaje en su colegio si aún no lo hacen o iniciar el proyecto de compostaje de los residuos de la institución para dar abonos a plantas del mismo centro o venderlo fuera de la comunidad estudiantil.

    Después de un largo proceso de trabajo que implica la observación y el estudio del problema, los y las estudiantes llegan a darle solución con la implementación de una propuesta planteada con anterioridad. El docente solamente fue un mediador durante el proceso. Indudablemente, en el aprendizaje basado en proyectos sustituye cualquier otro tipo de evaluación porque al final hay una triple calificación: la del docente o heteroevaluación, la del grupo a cada uno de sus compañeros o coevaluación y la de cada estudiante así mismo o autoevaluación.

    Ahora bien, en los centros educativos donde solamente hay un porcentaje específico dentro de la calificación final para aplicar en el aprendizaje del proyecto. Se debe tener en cuenta que los proyectos no podrían ser tan ambiciosos como los podría tener esta metodología en el que solamente va a existir esa evaluación. Cuando no se ha abandonado las evaluaciones tradicionales como los exámenes porque así lo exige el reglamento interno o externo de la institución. Se podría trabajar con proyectos más pequeños, pero en el cual las y los educandos siempre sean protagonistas y así lograr el objetivo final del mismo. Para más información de dicho aprendizaje en la red se pueden encontrar decenas de libros digitales y vídeos en el que explican con más profundidad esta metodología.

Bibliografía

Freire, P. (2005). Pedagogía del oprimido (2a. ed). (Trad. J. Mellado). España: Siglo XXI.

Trujillo, F. (2015). Aprendizaje basado en proyectos: Infantil, primaria y secundaria. Recuperado de https://ebookcentral.proquest.com/lib/unacrsp/detail.action?docID=4824652&query=aprendizaje+basado+en+proyectos#

*Lic. Josè Pablo González Cervantes. Profesor de estudios Sociales y Educación Cívica del Colegio Los Ángeles. El autor es egresado de la Universidad Nacional de Costa Rica. Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.