H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

“(…) Una cara nueva 
Un acento raro 
Y un montón de cuentos que no han empezado 
(…) Me acompañan siluetas que dejé en mi memoria 
Y los horizontes siguen mi trayectoria 
(…)Mis zapatos no se amañen a ese lugar 
Pues tienen arena de tierras lejanas 
Quieran ver nuevos paisajes, cada mañana 
Será que es mi destino, subir y bajar 
Ir, venir, parar, quedarme 
Y volver a andar”
Extracto de la canción “Extranjera” (2018)

Claudia Prieto, Cantautora Venezolana

 

Por Priscila Blanco Castillo*

      En el año 2001 la ONU proclamó la Declaración y Programa de Acción de Durban; Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, siendo firmada por Costa Rica.  Trece años después nuestro país emitió la Política Nacional para un Sociedad libre de racismo, discriminación racial y xenofobia 2014-2025 y su Plan de Acción Nº 38140-RE-PLAN (Junta Directiva del CPPCR y Comisión de Derechos Humanos., 2018), en donde asegura la protección y promoción de los Derechos Humanos de todos sus habitantes de la nación, sin ninguna clase de discriminación, comprometiéndose a la conformación de una sociedad justa y libre de racismo, discriminación racial y xenofobia.

     

     Gran parte de la población migrante que se encuentra en nuestro país lo hace en expectativa de construir un sendero distinto a lo que escaparon, tratando de huir de diferentes problemáticas como la violencia, las dificultades económicas, políticas y sociales de sus países de origen.

      En la búsqueda de un lugar pacífico, donde la violencia y los disparos no sean el desayuno de cada mañana, ni los alimentos tengan sus restricciones ni tampoco los servicios públicos, entre tantas de las muchas maneras de presentarse la violencia, ilusos emigran a sus países vecinos con sus raíces en manos, con su país en el bolsillo y un ánimo un poco confuso, emigran, desconociendo una realidad que para muchos es de soportar mientras no se le haga volver a su país de origen. El racismo, la xenofobia, la discriminación es lo que realmente quiere decir la frase tan destacada de ésta nación; “el pura vida” tiene muchos disfraces, tomando sus verdaderas ropas solamente cuando el país de viste de blanco, azul y rojo sintiendo el nacionalismo en unión a doce personas que corren detrás de un balón. Una época que dura 90 minutos, para luego vestirse de machismo y provocar una temporada de violencia doméstica; de las más sentidas. Pero no, en Costa Rica la población ni machista es, hasta en eso se culpa al extranjero, y depende de la nacionalidad se culpa por género.

      Por lo tanto, la migración no sólo manifiesta cambios a nivel social también los hay psicológicos, generando un impacto en la salud mental de las personas que migran. Y según el colegio de Profesionales Psicólogos de Costa Rica los factores causantes de la desigualdad social son el conflicto cultural, el escaso apoyo social y la discriminación por parte de la nueva sociedad, poniendo en riesgo los Derechos Humanos. (Junta Directiva del CPPCR y Comisión de Derechos Humanos., 2018).

El origen del costarricense va más allá de los genes

      “Costa Rica es una República democrática, libre, independiente, multiétnica y pluricultural” (artículo primero de la Constitución Política, reformado en el año 2015).

      En Costa Rica la presencia de diversas nacionalidades, junto con su variedad de culturas y costumbres, valida la necesidad de construir una nueva identidad costarricense que reconozca esa complejidad. Historiadores, lingüistas y científicos sociales coinciden en que la Costa Rica actual se forma gracias a flujos migratorios, dando inicio desde la colonización o la común mente actualizada invasión  de los europeos, y que para la actualidad se ven involucradas culturas diversas como la árabe, la italiana o la nicaragüense. (Méndez Montero, Carmona Rizo, & O`neal Coto, 2017).

      Un estudio de la Universidad de Costa Rica, precisamente del Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular, expone  la conformación genética de la población costarricense (2013) concluyendo que los genes de la población son 45.6 % europeos, 33.5 % indígenas, 11.7 % africanos y 9.2% asiáticos. (Méndez Montero, Carmona Rizo, & O`neal Coto, 2017)

Reflexionando el párrafo anterior, al parecer dichas gamas de población se tornan exclusivas, dejando al margen a nuestros inmigrantes si se habla de un país en específico, más dicho estudio es a nivel genético y hasta se podría incitar al sentimiento de superioridad por el tal alto porcentaje europeo corriendo por la sangre de cada ciudadano, ya si se toma en cuenta a la masa Latinoamericana sí se puede ampliar y crear un dato con base a la invasión, incluyendo la esclavitud,  el comercio  y los exilios de grupos de países vecinos, destacando también riqueza cultural que existía en el siglo XV antes del periodo de conquista, por lo que tal investigación sería una manera bastante generalizada de lo que realmente es el ser “tico”.

Varios expertos identificados con el tema han llevado a cabo distintos razonamientos desde su enfoque de estudio;

Experto

Razonamiento del ser costarricense 

Alexander Jiménez (filósofo)

Identidad nacional culturalmente homogénea, blanca, pacífica e igualitaria.

Norberto Baldi (Antropólogo)

“determinar el mestizaje a partir de características como la morfología ósea es muy difícil en sociedades como la nuestra (como sí es posible entre grupos muy lejanos geográficamente), la genética nunca miente”.

María de los Ángeles Acuña León (historiadora)

“cuando entramos al siglo veinte ya llegamos mezclados, en las tres dimensiones del mestizaje: en lo biológico (sangre, genes), en lo social (vínculos de carácter espiritual, matrimoniales y económicos) y en lo cultural”, pues los procesos de mestizaje iniciaron desde la colonia.

Adolfo Constenla (lingüista)

El mestizaje físico o biológico que ha experimentado la sociedad costarricense no implicó necesariamente una mezcla cultural, sino que más bien hubo un fuerte predominio de lo hispánico expresado por medio del idioma, en lo social y lo ideológico, en el parentesco, en las creencias religiosas, en las formas de organización política y en las narraciones tradicionales.

Fuente: Méndez Montero, Carmona Rizo, & O`neal Coto (2017).

      Cuatro pensamientos, cuatro ideas, cuatro diferentes posiciones de mirar y analizar nuestra realidad, cuatro manifestaciones que pueden resumir el sin fin de comentarios de la población costarricense, sin embargo no difieren tanto una de otra,  no podemos considerar una coincidencia que tres de los cuatro argumentos conservan la posición de un mestizaje que va más allá de características biológicas, de un comportamiento, de una estética o de una forma cultural específica.  

      Pasados los 18 años de la Reforma del Artículo uno de la Constitución Política, el cual afirma la diversidad y la pluriculturalidad, el gobierno de Costa Rica iluso de  poder generar un cambio en el ámbito psicosocial de la población, y de cierta manera reconociendo el esfuerzo que éste conlleva, visualiza una comunidad que en su mayoría es racista y xenofóbica.

   La Ministra de Cultura, Sylvie Durán (2015) expresa la necesidad de reconocer una diversidad cultural actualizada, porque éste país  ha sido precursor en educación, en cultura, y en muchos otros aspectos sociales, más no en construir un registro basado en la multiculturalidad fundamentada en el movimiento de países Latinos. (Masís, 2015)

    En su mayoría los costarricenses descienden tanto de los grupos españoles así como de indígenas en su principio, de amos como de población esclava, de invasores como de invadidos, dicho gesto fue propulsor de un mestizaje continuo y se han adoptado rasgos particulares en  las diferentes regiones del país, desde la Época Colonial hasta la actualidad. Desde ese momento es importante considerar tanto las migraciones bajas en número así como las grandes cantidades, ya que el aporte cultural es de gran amplitud. (Museo Nacional de Costa Rica, 2019)

Trascendencia histórica cultural de las migraciones en Costa Rica

      En el país conviven descendientes africanos, chinos, hebreos, libaneses, italianos, entre otros. Sin olvidar los pueblos indígenas; el Bríbri, Cabécar, Maleku, Teribe, Boruca o Brunca, Guaymí, Huetar y Chorotega. (Solano, 2000).

      Según el Ministerio de Cultura y Juventud; en 1560 llegan los primeros movimientos migratorios de parte de los africanos. En el siglo XVII, se dan los primeros asentamientos en Costa Rica,  el principal y más importante localizado en Cartago, conocido como “La puebla de los pardos”, lugar donde, según registros históricos, aparece la imagen de “La Reina de los Ángeles”. (Comunicación y Prensa Programa Corredor Cultural Caribe., 2013, pág. 6)

      Para el siglo XVIII y XIX se da la segunda migración, ubicándose en el Caribe, debido a expansión de Costa Rica en las lógicas económicas del capitalismo, al mismo tiempo que necesitaban fuerzas de trabajo para la construcción del ferrocarril, y la exportación del café y el banano.  A pesar del incremento en la población el país no contaba con suficiente mano de obra, así que inicia la traída de personas procedentes de Jamaica y Barbados, en su mayoría, además de mano de obra, venían escritores, intelectuales, enfermeras, docentes, y una gran cantidad de profesionales. (Comunicación y Prensa Programa Corredor Cultural Caribe., 2013). Al involucrarse la riqueza afrodescendiente el contexto sociocultural se ve inducido a retomar la nueva riqueza cultural y adentrarla a la sociedad en un gesto de unión cultural y racial, desde ese momento la Costa Rica “blanca” debe desprenderse de esa visualización y dar espacio a las nuevas masas y hacerlas roias y es ahí donde se inicia una lucha por encontrar el ser costarricense.  

     Ahora bien, una migración que también vendría a impactar en la sociedad costarricense es la población asiática, específicamente la población china. Esta poblaciòn iniciò sus movimientos migratorios en el siglo XIX producto de una campaña que removió la llegada de mano de obra, siendo contratados, a través de un acuerdo de tipo voluntario, en donde se comprometían a realizar sus servicios por cuenta ajena, bajo el mandato de la persona física o jurídica. Terminando en una realidad de desprotección y explotación laboral.

      Al darse iniciada la construcción del ferrocarril, se evidenció la necesidad de más trabajadores, y es así como en el año de 1872 se le permite la entrada a 200 chinos, sin saber a ciencia cierta si tenían conocimientos o no en las labores constructivas de un ferrocarril.  Ése hecho dio espacio a la firma del contrato de la primera inmigración china en el país. En los años de 1870 a 1910 se proclama una serie de decretos y leyes que impulsaron la restricción y el control de movimientos migratorios, en especial de los chinos, ya que para esos momentos era incontrolable la migración, siendo tan fuerte que para el año de 1911 se multaba a quien introdujera población china al país. En la actualidad en Costa Rica residen una gran cantidad de población de origen chino, quienes realizan sus festividades y aportan a la riqueza cultural de Costa Rica. (Loría & Rodríguez, 2002)

      La condición migratoria en el país refleja una trascendencia en la esfera migratoria, ya que en la época de los 80  (inicio de la recesión económica en Nicaragua) el pueblo nicaragüense inicia un periodo de inmigración que aún no termina.

     Estudios  realizados sobre el tema de la migración entre Costa Rica y Nicaragua, concuerdan en la alta preferencia de las personas migrantes nicaragüenses por Costa Rica. Las razones por lo que los nicaragüenses eligen Costa Rica, por encima de cualquier otro país inclusive de los Estados Unidos, se manifiesta primeramente por la cercanía con la que se encuentra un país de otro, debido a su condición geográfica, además de una geografía apoyada en la economía con base a las actividades agropecuarias en donde se requiere  una cantidad importante de fuerza de trabajo, el idioma en común y una cultura muy semejante son otros factores de preferencia. ( Acuña , Alfaro , & Voorend , 2011). El argumento sociopolítico costarricense ofrece una oportunidad para huir del conflicto y la violencia política vivida en países como Nicaragua.

      Costa Rica es el único país centroamericano que aumentó la inmigración, pasando de cerca de 89.000 personas nacidas en el extranjero (3.7%) en 1984 a un poco más de 296.000 (7.8%) en el 2000, característica que se debió fundamentalmente al “peso de la población de origen nicaragüense” (Vargas, 2004:2).  Sólo entre 1990 y 2000 ingresaron 141.549 personas procedentes de Nicaragua, más de la mitad del total de nicaragüenses registrados en el país. Sin embargo, la correlación entre ambas sociedades tiene orígenes históricos; que entrelaza territorios y sociedades en distintas dimensiones como la social, la cultural, la económica y la productiva.

      En los años 90 Costa Rica se incorporaba en los procesos de mundialización y globalización de la economía. Por lo que éste nuevo modelo implicaba, en consecuencia, que algunas actividades económicas necesitaban la participación de una gran proporción de población migrante. Son un ejemplo los sectores productivos de la agricultura de exportación costarricense; como el banano, el café, la caña y los productos no tradicionales como la yuca, cítricos, macadamia, piña, melón, etc, se ven necesitadas en la utilización intensiva de fuerza de trabajo migrante, en grandes masas y contratada en ambientes inestables con una baja calidad de condición de vida. En el caso de las mujeres el trabajo se concibe en la zona más urbanizada del país, en labores domésticas o de vigilancia privada, ( Acuña , Alfaro , & Voorend , INFORME DE COSTA RICA, 2011), más cabe destacar que tanto hombres como mujeres se dedican a las actividades agropecuarias, ya que también las mujeres se ven forzadas a tomar éste rol de trabajo duro, demostrando que sus capacidades van más allá de lo que una sociedad “estipula” y cree no ser capaz.  

      A los hombres y mujeres del pueblo de Nicaragua, se le debe sumar la gran falta de empleo en sus sectores, debido a la contracción del mercado laboral nicaragüense producto del agotamiento del sector formal de la economía como generador de empleo y la saturación del Sector Informal Urbano y de las unidades agrícolas. Asimismo, se da la disminución en el tamaño del estado y la aplicación y profundización de los programas de ajuste estructural. (Acuña, La inmigración en Costa Rica, 2005)

Acerca del origen histórico-cultural de la discriminación, el racismo y la xenofobia desde una perspectiva global y local

“(…) ¡Alemania!-mi corazón en llamas
Quiero amarte y condenarte
¡Alemania!-tu aliento frío
Tan joven, pero tan vieja
¡Alemania!-Tu amor
Es bueno o malo
¡Alemania!-mi amor
No puedo darte
¡Alemania!”

Extracto de la canción “Deutschland” (2019)

Rammstein, haciendo referencia al holocausto judío.

      En el diccionario existen ciertas palabras que llaman mucho la atención, como por ejemplo la palabra: mío; el cual es un pronombre posesivo, que habla en primera persona e indica que el nombre al que acompaña pertenece o está asociado con la persona que habla o escribe. Un significado un poco ligado a la construcción de división y de engrandecer o de humillar al otro.

      Por su parte, el racismo hace referencia a la diferenciación racial entre seres humanos. Tiene su origen en el periodo de “conquista” de América por parte de los países europeos y de la esclavización masiva llevada a cabo para la explotación de los recursos. Los españoles dividieron la sociedad en tres razas: blancos, indios y negros (ACNUR Comité Español, 2018)pero era muy extraño el pensar que esas distinciones se iban a quedar de esa manera, las tres se empezaron a mesclar e instituyeron una población fundamental; la mestiza. Cabe destacar que dicho racismo se ha inculcado desde la Europa antigua, desde la colonia y la iglesia cumple un papel determinante ya que en esa época quién no fuese creyente del mismo Dios era juzgado, mandado a matar.

      Empero, el sistema racista más elaborado y genocida de la historia tuvo lugar en Europa y tuvo como víctimas a las distintas minorías étnicas del continente, especialmente a los judíos. El nacizmo establecido por Adolf Hitler en Alemania durante la II guerra mundial propone un antes y un después de las actitudes racistas y xenofóbicas en el planeta.

      A pesar de las campañas contra el racismo, la xenofobia y la discriminación son de dinámicas y de mucha importancia, en  cada continente aún se sigue dando el discurso racista siendo ya una ideología “erradicada” y muchos han tenido que dejar sus tierras a causa de éste pensamiento tan remoto. (ACNUR Comité Español, 2018)

      La xenofobia en su mayoría de veces va acompañada por el rechazo étnico o racista y es menos común inculcar éste pensamiento a los extranjeros de países occidentales, siendo tan contradictorio que quienes discriminan sean los menos perjudicados y más bien son de alguna manera ensalzados por sus condiciones étnicas.

      En Costa Rica la historia se repite y no es la excepción, adoptando un pensamiento de “hombre blanco” y de la misma manera creando una división dentro de los mismos pueblos. En el año de 1950 en adelante el país se ve constituido por otros grupos de inmigrantes, cubanos, chilenos, argentinos, uruguayos, brasileños, dominicanos, colombianos, asiáticos. Luego en otro periodo lo fueron africanos, y de modo reciente los nicaragüenses y venezolanos, muchos de estos huyendo de nuevo de sus dictaduras y malos tratos sociales. (de la Cruz , 2018)

      En el contexto latinoamericano, las migraciones que dan auge al surgimiento de la xenofobia generalmente son de los países más pobres a los menos pobres, es por los que quienes se ven obligados de salir de su país lo hacen en una condición de desalojo y de mejoramiento social y no viene en representación de una cultura o u país en sí, vienen más bien en una calidad de individuos con una identidad distinta y más sencillamente; con sus propias historias de vida, las cuales son de mucha importancia comprender para poder conocer el porqué de su salida y por qué escoger un país como el de Costa Rica. (Solís , 2009)

Hacia la construcción de una nueva identidad inclusiva y diversa en un mundo globalizado

“(…) Aunque le suenen las tripas

Aunque después se arrepienta

Al odio no se alimenta, ni se le da de beber

Hay que dejarlo que sufra

Dejarlo que se sofoque

Para que ya no exista

Para que nunca provoque”

Extracto de la canción “Odio”

iLe , Cantautora Puertorriqueña

      En éste país se debe promover la reflexión y el pensamiento crítico con respecto a los prejuicios y estereotipos que determina la huella de la población migrante, ya que estamos en un escenario social sumamente caracterizado y marcado por las poblaciones que eligen a nuestro país para resguardarse y las cuales ahora forman parte del ser costarricense.

     Dicha creación de un pensamiento más inclusivo se genera desde un ámbito familiar donde se reconozca la diversidad y no se vea como algo ajeno a lo cotidiano, sino que se apegue a nuestro diario convivir, reflexionando que más allá de ser aquella persona un extranjero es alguien que desea un integro en la sociedad, una persona idealista, con una propuesta de vida y quizás en su mayoría es jefe o jefa de hogar y desea inculcar los mismos valores de bien a sus hijos.

*Priscilla Blanco Castillo. Estudiante de Estudios Generales de la UNED.  Correo electrònico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 Referencias Bibliográficas

Acuña , G., Alfaro , M., & Voorend , K. (Noviembre de 2011). INFORME DE COSTA RICA. Obtenido de Flujos migratorios intrarregionales: situación actual, retos y: https://www.iom.int/jahia/webdav/shared/shared/mainsite/media/docs/reports/Informe-Costa-Rica-Flujos-Migratorios-Laborales-Intrarregionales.pdf

Acuña, G. (2005). La inmigración en Costa Rica. Obtenido de Dinámicas,desarrollo y desafíos: https://www.ministeriodesalud.go.cr/gestores_en_salud/derechos%20humanos/migracion/inmigracr.pdf

Cohn, J. Deportation. (1942). Pintores judíos muertos en el Holocausto. Bellas Artes , París. .

Comunicación y Prensa Programa Corredor Cultural Caribe. (Setiembre de 2013). Afrodescendencia en Costa Rica: Sociedad Multiétnica y Pluricultural. Obtenido de http://www.mcj.go.cr/corredorcaribe/boletincaribe/boletin03afrodescendencia.pdf

Junta Directiva del CPPCR y Comisión de Derechos Humanos. (20 de Agosto de 2018). Pronunciamiento para una sociedad libre de discriminación y xenofobia. Obtenido de http://psicologiacr.com/pronunciamiento-para-una-sociedad-libre-de-discriminacion-y-xenofobia/

Loría, M., & Rodríguez, A. (31 de Diciembre de 2002). La inmigración china a Costa Rica. Entre la exportación y la exclusión. 1870-1910. Obtenido de origen histórico-cultural de la discriminación, el racismo y la xenofobia

Masís, M. H. (Jueves 10 de Setiembre de 2015). Costa Rica: República democrática. libre independiente, multiétnica y pluricultural. Obtenido de http://www.museocostarica.go.cr/boletin/noticias/203-costa-rica-es-una-rep%C3%BAblica-democr%C3%A1tica,-libre-independiente,-multi%C3%A9tnica-y-pluricultural.html#sthash.yEmqDFyv.dpbs

Méndez Montero, A., Carmona Rizo, T., & O`neal Coto, K. (27 de Octubre de 2017). Costa Rica pluricultural: buscando nuestro origen más allá de los genes. Obtenido de https://www.ucr.ac.cr/noticias/2017/10/27/costa-rica-pluricultural-buscando-nuestro-origen-mas-alla-de-los-genes.html

Museo Nacional de Costa Rica. (22 de Marzo de 2019). Costa Rica, diversidad y confluencia cultural. Obtenido de http://www.museocostarica.go.cr/es_cr/ent-rese-./diversidad-y-confluencia-cultural-5.html?Itemid=86

Rodríguez Rojas, F. "Desplazados-Esperando el autobús municipal." 2013. Exposición arte por la igualdad de derechos y contra el racismo IX. Artistas de la tierra, Colombia.

Solano, S. E. (2000). La Población Indígena en Costa Rica según el censo 2000. Obtenido de Instituto Nacional de Estadística y Censos. INEC.: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://ccp.ucr.ac.cr/noticias/simposio/pdf/solano.pdf&ved=2ahUKEwjU8au7-qXiAhUNw1kKHZ-XDtUQFjAAegQIBRAB&usg=AOvVaw3ybKZnYijHwAs4LsSHUJQ-