H I S T O R I A  Y  S O C I E D A D
Boletín electrónico

 


 

       

       Un año más de la celebración de La Anexión del Partido de Nicoya es razón de fiesta y celebración en todo Costa Rica y fuera de ella con los miles de ticos que a pesar de la distancia la llevan en su corazón y recuerdos. 

       Esta efeméride es perfecta para reflexionar acerca de la situación que enfrentan las zonas periféricas del país, pero sobre todo Guanacaste una tierra rica en historia, cultura y tradiciones, y que día a día aporta tanto a la economía costarricense.

        Urge implementar medidas drásticas para crear las oportunidades que requieren las zonas alejadas de nuestro territorio, especialmente en lo referente a empleo, cobertura de salud, educación e infraestructura. En los últimos procesos electorales se evidenció el sin sabor de miles de familias ante el abandono y subordinación que han experimentado de parte del estado, los partidos y representantes políticos.

        Dicha insatisfacción se volvió a mostrar en los movimientos sociales de finales del 2018 y durante el presente año. Sin embargo, estas voces continúan sin ser escuchadas. En el caso particular de Guanacaste no es un secreto para nadie, que es una de las regiones de menor desarrollo del país, a pesar de su gran riqueza, debido a los graves problemas de empleo y pobreza, fenómeno que se repite también en la región Brunca.

       Por estos motivos, es necesario que las autoridades generen espacios de debate y diálogo que realmente incorpore las necesidades y actores de zonas, pues muchos gobernantes se han limitado a recordar a sus habitantes solamente cuando se avecina los 25 de julio, cuando en medio de actos cívicos y música se visten o colocan un sombrero, pero sin realmente preocuparse por la situación que experimentan esta región.

      El contexto actual del país, exige hoy más que nunca, acciones concretas y alianzas con diversos actores para reactivar la economía, reestablecer el consenso y confianza de la sociedad, pero sobre todo para enfrentar la inminente situación que enfrenta y experimentará Costa Rica en un corto plazo, de la cual todos parecen prever menos el actual gobierno.

Cátedra de Historia de la UNED